Cargando...

Cómo debe ser el diseño de iluminación para los adultos mayores

231

El diseño de iluminación en la mayoría de los espacios públicos se ocupa de cumplir con los lineamientos y estándares que provean las condiciones de confort visual, pero considerando que el usuario final goza de una buena salud ocular. Mientras que para este tipo de usuario se siguen habilitando y mejorando las condiciones del diseño de iluminación, para las personas con requerimientos de confort visual diferentes, con debilidad visual, y en específico para las personas mayores, las regulaciones que se ocupen de este tema en particular son muy pocas.

 

El diseño de iluminación para los adultos mayores requiere consideraciones y cuidados especiales de parte de los arquitectos y los diseñadores de iluminación. Conforme la gente envejece, ésta experimenta neurodegeneración en la retina, entre otras afecciones relacionadas con la visión, de manera que el implementar sistemas u opciones de iluminación diseñadas para los adultos mayores se convierte en una necesidad.

Además para contribuir en la mejora de la calidad de vida de los adultos mayores, prevenir en etapas tempranas, o incluso disminuir los efectos de enfermedades como el glaucoma y las cataratas, la iluminación juega un papel de gran importancia. Con el propósito de mejorar las condiciones diarias, un diseño de iluminación para adultos mayores debe brindar un ambiente similar al diurno, procurando minimizar el deslumbramiento a través de iluminación indirecta, una distribución uniforme de la luz, además de la utilización de luces de acento que ayuden a los adultos a desplazarse sin accidentes, entre otras especificaciones.

232

Teniendo lo anterior en mente, los diseñadores deben plantear una iluminación con base en aspectos esenciales relacionados con los cuidados específicos de los adultos mayores, y al mismo tiempo cuidar los niveles de iluminación, calidad de color y sistemas eléctricos que promuevan el buen funcionamiento de los ritmos circadianos.

La luz diurna, por ejemplo, y dependiendo de las condiciones del inmueble puede ser aprovechada, pero en conjunto con el uso de métodos de control de brillo. De manera similar, el uso de lámparas y luminarias debe ser realizado con cubiertas que reduzcan el brillo y no produzcan sombras.

Una consideración importante a la hora de realizar un proyecto de iluminación para adultos mayores debe ser la adaptación. Es decir, contribuir con la forma en que el ojo percibe y se adapta entre un nivel de luz y otro, y se conserve el mismo nivel de agudeza visual.

Para muchas personas mayores, la adaptación entre diferentes contrastes (como sucede al pasar de la luz solar al interior de un edificio) puede reducir la agudeza visual, incluso llegando a provocar un poco de aturdimiento. Por tal motivo, la iluminación de espacios de transición como lobbies y vestíbulos debe ayudar en el proceso de adaptación visual.

233

Como ejemplo puede destacarse el sistema de iluminación instalado en el corredor del ACC Care Center, que durante la mañana puede ajustarse a una temperatura de color de 6500K, con una salida de luz del 66%; durante la tarde con 4000K y 66% de salida, y durante la noche con 2700K con 20% de emisión. Para realizar esta iluminación personalizada se siguieron los lineamientos publicados por el Lighting Research Center, además se estudió el impacto de la luz en los ciclos de sueño, las necesidades de iluminación de seguridad durante la noche, y el comportamiento de los usuarios.

Por otro lado, en estancias los interrumptores deben colocarse al alcance del usuario, además de instalar luminarias de baja intensidad a una altura recomendada de 60 cm por encima del suelo. Mientras que para espacios como áreas de descanso y comedores, o cualquier área interior en la que la discriminación de colores y la apariencia sean importantes, la IES recomienda al menos una fuente de luz con un IRC de 80 o más. El mismo organismo también recomienda una temperatura de color ligeramente superior al IRC, con lo que se puede mitigar la pérdida de discriminación de colores que ocurre con la edad.

El diseño de iluminación para adultos mayores, más que el destinado a usuarios que cuentan con una buena salud visual, requiere cuidados específicos, además debe tomar en cuenta medidas distintas con el fin de facilitar las actividades diarias de los adultos mayores. Aunque actualmente las regulaciones en esta área se reducen a unas cuantas consideraciones, es importante proporcionar diseños de iluminación que satisfagan las necesidades y sean amigables con los ciclos circadianos, asegurando que se creen ambientes adecuados para los adultos mayores.

 

Fuente: Iluminet

  • Visto: 1719

Calzada Atanasio Tzul, 19-97 Zona 12, El Cortijo I Oficina 701| Guatemala, Guatemala| Centroamerica | el:  (502) 2411-4800 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Con soporte de: Iluminación Continental | Derechos reservados 2012